Fiscalía citó a Fernando Alvarado y Nathalie Cely a declarar por caso MCSquared

Fiscalía citó a Fernando Alvarado y Nathalie Cely a declarar por caso MCSquared

Fuente: Ecuador En Vivo

El asambleísta Andrés Paéz, del Movimiento Creo, fue quien denunció y también indicó que exigirá que también se llame a declarar a Mia Farrow, Danny Glover, René Pérez de Calle 13 y a la alcaldesa de Richmond.

Páez afirma que “el contrato muestra despilfarro, costos inflados y es superfluo porque de la imagen de nuestro país deben encargarse la diplomacia ecuatoriana y el Ministerio de Turismo, no una ‘agencia chimba’”.

En providencia del Fiscal General, Galo Chiriboga, fueron citados a declarar la embajadora de Ecuador en EE.UU, Nathalie Cely, el 27 de octubre a las 10h00, y el Secretario de Comunicación Fernando Alvarado el 21 de octubre a las 10h00, en relación a la denuncia de Páez sobre la agencia de relaciones públicas MCSquared y los 6,4 millones destinados presuntamente a mejorar la imagen del gobierno en territorio estadounidense. María del Carmen Garay y Jean Paul Borja, de MCSquared tendrán también que declarar el 20 de octubre a las 10h00 y a las 15h00 respectivamente.

El asambleísta Páez dijo que “no son todos los que están, ni están todos los que son” y que “deberían declarar también, celebridades como Mia Farrow, quien ha desmentido que MCSquared le pagó 188 mil dólares, como lo afirma la agencia PR”.

El asambleísta agregó que situaciones anómalas e irregularidades similares también podrían haber en otros casos, por lo que “el Fiscal debe también indagar a Danny Glover y averiguarle si en verdad recibíó lo que dice MCSquared. De igual forma debe pedir la declaración de la alcaldesa de Richmond, Gayle McLaughlin y de otras celebridades como Daryl Hanna, Alexandra Costeau, René Pérez de Calle 13, Luis Eduardo Auté, entre otros, quienes deben decirle al país si vinieron por convicción o cobraron una tarifa por hacerlo, y cuánto les pagó el gobierno”, insistió Andrés Páez.

Páez también cuestionó que “en este caso la embajadora tiene una posición ambigua y se contenta con culpar a la Presidencia queriendo lavarse las manos. Todo huele mal, huele a cochambre y corrupción” criticó Páez. “Primero -dice Páez- Nathalie Cely firma un contrato, según dice, por orden de la Presidencia de la República; luego en la agencia contratada MCSquared aparecen como dueños dos ex empleados del gobierno, quienes ocultan por un año el registro FARA que era su obligación presentar máximo a los 7 días ante le Departamento de Justicia, registro que presentan luego de una denuncia del diario de Washington Beacon. Luego se evidencia graves inconsistencias en el contrato y precios inflados en los servicios, como una página web por 1.2 millones de dólares y finalmente, al presentar la nueva declaración actualizada ante el FARA, solo declaran gastos por apenas 1.8 millones de los 6.4 que conforman el total del contrato”. Páez agrega que Garay y Borja deben aclarar si lo 4.6 millones de dólares restantes, ya los recibieron y que destino les dieron a esos dineros.

Finalmente el asambleísta agregó que “el contrato con MCSquared es inoficioso e innecesario porque duplica servicios, ya que las funciones de cuidar la reputación e imagen de un país son de la diplomacia, es decir de la misma embajadora, de los funcionarios de la embajada, de la Cancillería, no de una agencia ‘chimba’ de relaciones públicas dirigida por dos improvisados que despilfarran 1.2 millones den una página web. Si ese es el criterio, entonces para qué tenemos un cuerpo diplomático ocioso en la Cancillería, situación que también debe responder Ricardo Patiño”, cuestionó finalmente el asambleista Páez.

Páez también acudirá a la Cancillería a rendir su versión el lunes 13 de octubre a las 10h00.